3 de mayo de 2011

Budapest: no te lo puedes perder

Repetimos en Budapest. Y lo primero que se nos viene a la cabeza como recomendación es que no vayáis sólo un par días, no lo metáis en el típico "pack" Viena, Praga y Budapest. Esta ciudad merece un viaje para ella solita.

Budapest es la fusión de dos ciudades Buda y Pest divididas por el río Danubio. Buda, a un lado, forma una colina empinada donde se encuentran las mansiones más ricas. Y Pest, al otro lado, es una gran llanura que conforma el centro administrativo y comercial de Budapest.



Hay tanto que ver, que pasear, que visitar en Budapest que es difícil resumir, así que hemos decidido dividirlo en partes:

No puedes irte de Budapest sin haber visto... BUDAPEST IMPRESCINDIBLE
  • En la zona de Buda: Bastión de los Pescadores, Castillo de Buda e Iglesia de San Matías. Las vistas son increíbles, y además todo está en el entorno del puente de las cadenas. Aunque para llegar hay que subir unas buenas cuestas y escaleras, si sois de andar, lo podéis visitar en una tarde. 
  • Subida al Monumento a la Liberación y Ciudadela. Como también está en la zona de Buda, es en subida pero el camino, además de lo que hay arriba, merece mucho la pena. Si comenzáis la subida desde los balnearios Gellert no olvidéis visitar la Iglesia de la Cueva. 
  • Los puentes: Os recomendamos atravesar el Danubio por los diferentes puentes a diferentes horas del día. El Puente de las Cadenas es el clásico y más bonito (y de noche más) pero no olvidéis los otros, especialmente el Puente de la Libertad (el de color verde).
  • El Parlamento y alrededores: se puede visitar por dentro y la visita guiada es gratuita y en español con un pasaporte o identificación de la Unión Europea. Eso sí, el número de plazas es limitado así que os recomendamos ir temprano.



  • Deák Tér (plaza donde confluyen todas las líneas de metro) y desde allí la calle Andrassy hasta la Ópera (hacen visitas en español y merecen la pena) hasta llegar a la Plaza de los Héroes y el Parque de la Ciudad (Castillo Vajdahunyad y estatua del escritor desconocido). Si no queréis andar mucho en la Ópera podéis coger el metro (línea 1) que os lleva directo a la Plaza de los Héroes.
  • Vörösmarty Tér, Calle Váci y Mercado Central. En el mercado encontraréis de todo: lugareños comprando fruta y carne y miles de turistas visitándolo. En el piso de arriba hay un montón de tiendas de souvenirs y aunque son precios de turistas son algo mejor que los de la calle Váci. 
  • Sinagoga: imprescindible la visita por dentro. Luego daros una vuelta por el barrio judío. Aunque ya no hay muchas señas de lo que fue el gueto creemos que merece la pena.
  • Un balneario: si Budapest es conocida como la ciudad balneario es por algo así que no os podéis ir sin probar sus aguas. Nuestra recomendación si sólo puedes ir a uno: Baños Széchenyi. Tiene piscina al aire libre a 37ºC con lugareños jugando al ajedrez dentro del agua y otra con corriente a 26ºC y jacuzzi. Y esto sólo por fuera. Después por dentro, muchísimas piscinas pequeñas a distintas temperaturas y saunas enormes. 100% recomendable. Te puedes pasar todo el día por 3850 HUF (unos 15€). La línea 1 de metro tiene parada que te deja en la puerta. Con que lleves chanclas es suficiente, aunque si te quieres ahorrar unos eurillos te recomendamos que lleves toalla. Gorro sólo si vas con idea de nadar (hay una piscina exclusiva para eso).


  • Basílica de San Esteban: aunque es imposible que te la pierdas. Su cúpula se ve desde cualquier lado. Imponente andar desde el río por la calle que te lleva directo (Zrinyi útca).
Si tienes tiempo... BUDAPEST CASI-IMPRESCINDIBLE
  • Balneario Gellert. Siguiendo el hilo de los baños, si puedes ir a dos baños, ve también a los Gellert. Preciosos por dentro. Son los más famosos y su fama se la han ganado a pulso. El precio es muy similar: 3900 HUF.
  • La Casa del Terror (Terror Háza) en la calle Andrassy. Es sobrecogedor e impresionante. El nombre lo dice todo. Fue el cuartel general de los nazis durante un tiempo y del régimen comunista en otro.
  • La Isla Margarita. Es un parque enorme y muy animado los fines de semana. En verano (al menos cuando fuimos nosotros) hay un espectáculo de música en una de las fuentes.
  • Crucero por el Danubio. Nosotros lo hicimos de noche pero creo que debe ser igualmente bonito por el día.
  • La Ciudadela por dentro: para ver la fortaleza y los bunkers.
  • Si vas en agosto y eres aficcionado a la Fórmula 1: el Circuito de Hungaroring. Se pueden encontrar entradas en diversas tiendas de las calle Váci (lo suelen indicar en la puerta) incluso a unos días del Gran Premio. Si no puedes permitirte la entrada para todo el fin de semana prueba a comprar la entrada para alguno de los días de entrenamientos.
Y no todo va a ser visitar... COMER EN BUDAPEST:
  • Nuestra primera recomendación "Belvárosi Lugas": justo detrás de la Basílica de San Esteban. Sitio agradable, platos riquísimos, precio muy bueno (4000 HUF/persona)... lo tiene todo. ¡No os lo perdáis! Está en Bajcsy-Zsilinszky út, 15.
  • "M. Restaurant". Es un sitio con decoración muy curiosa (paredes de papel donde los adornos están pintados). La comida es muy rica y por lo visto el menú cambia a diario. Unos 4000 HUF/persona. En Kertész utca, 48.
  • "Fatâl". En Váci utca, 67. Muy famoso. Aparece en muchas guías. Leímos un comentario del sitio que lo define muy bien: de Fatal nada... ¡Fenomenal!
  • Puestos del Mercado Central. En el piso de arriba del mercado además de souvenirs podréis encontrar puestos de comida a muy buen precio (1500 HUF/persona aprox) ¡y muy ricos!
  • "Kossuth Múzeumhajó". Uno de los muchos restaurantes en la orilla del Danubio. Unos 6000 HUF/persona.
  • "Gundel". Si lo que queréis es una cena o comida especial el mejor restaurante de Hungría es vuestro sitio. Es caro (20000 HUF/persona como mínimo) pero merece la pena. Música en directo, violinista y si indicas en las reserva que celebras algo especial... ¡tendrás una sorpresa! Se puede reservar a través de la web. A los hombres se les pide chaqueta por la noche (aunque nosotros vimos gente sin ella). Esta en Állatkerti út, 2 (en el Parque de la Ciudad).
Y por la mañana... DESAYUNAR EN BUDAPEST:

Si no tenéis incluido el desayuno veréis que la mayoría de los restaurantes están abiertos desde muy pronto porque también sirven desayunos. No lo publicitan, ni parece claro (y muchas veces no hay nadie dentro) pero sí, tienen carta de desayuno así que no lo dudéis, entrad y preguntar.

Una recomendación: "Gerbaud", en Vörösmarty Tér. Cafetería antiquísima con una bollería y pastelería riquísima. Se puede pedir un desayuno muy abundante (2750 HUF/persona) pero también existe la opción croissant (muy rico) y café (990 HUF/persona).



ALOJARSE EN BUDAPEST:

Existen miles de alojamientos en Budapest. Nosotros fuimos la primera vez a un hotel y la segunda a un apartamento. Las dos opciones muy buenas:
  • Hotel Carlton (4*). En la zona de Buda, al ladito del Puente de las Cadenas. Hotel sencillo pero muy agradable.
  • Senator Apartments. Muy, muy céntricos (en Deák Tér) y también muy agradables. 


TRANSPORTES Y DINERO:

No hace falta llevar dinero cambiado. En el propio aeropuerto hay tres puestos de cambios. ¡Ojo! no cambiéis en el que está en la zona de espera de las maletas. En el aeropuerto el cambio no es muy bueno pero en ese puesto ¡es peor! Cambiad el dinero justo para llegar al centro y después id a la calle Váci. Hay miles de casas de cambios. Comparad antes, que hay diferencias de unas a otras.

Para moverte por la ciudad, existen muchos pases diferentes que sirven para todos los transportes. Billetes de 10 viajes, de 24 horas de 72 horas (3750 HUF) que se pueden comprar en cualquiera de la estaciones de metro y en la terminal del aeropuerto (aunque cuando nosotros estuvimos la máquina estaba estropeada). Nuestro consejo es que valoréis lo que vais a andar. Budapest se puede recorrer a pie pero viene bien tener un billete (de metro, tranvía, autobús) salvador de vez en cuanto.

Desde el aeropuerto existe un autobús (200E) que te lleva a la última parada de la línea 3 (Köbánya-Kispest) en unos 30 minutos. Luego esa línea lleva directo al centro en otros 20 minutos.

Otras posibilidades son los taxis y un servicio de minibus que te lleva y te recoge de tu hotel. El minibús se comparte y cuanto más personas vayan más barato sale así que es más barato de lo que en principio pudiera parecer (22-29€) y es bastante cómodo.

Espero que os hayamos despertado las ganas de ir a Budapest. Por si acaso una última cosa:

¡ES UNA CIUDAD PRECIOSA!

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Quiero ir a Buda y a Pest!!

¡Gracias mil!

Anónimo dijo...

Voy a ir en agosto una semana, me parecían muchos días pero con las excursiones a los alrededores, balnearios y demás creo que va a ser estupendo. Gracias por tu información!

Elena dijo...

Anónimo, estoy segura de que lo disfrutarás muchísimo. Nosotros fuimos 1 semana la primera vez y creo que fue una elección buenísima. Te va a dar tiempo a ir a un par de balnearios, como mínimo, y visitar toooda la ciudad.

Merece la pena dedicarle un tiempo.

Pásalo fenomenal!

Anónimo dijo...

Elena, visitásteis algún pueblo de los alrededores y si es así ¿cuál me recomiendas?

Gracias!

Elena dijo...

Pues no, la verdad es que nos quedamos en la ciudad toda la semana. Sólo salimos para acercarnos al circuito de hungaroring.

Si vas a algún pueblo... ya nos contarás a cuál y si te gustó porque sin duda volveremos.

Anónimo dijo...

Pues sí, ya te contaré a mi vuelta la experiencia, me ha animado mucho tu blog, sobre todo el hecho de que digas que Budapest merece una visita en solitario porque no nos decidíamos, después de visitar Praga y Viena. La verdad es que a mi marido y a mí nos gusta conocer las ciudades a fondo y no en 'paquetes', como dices.

Gracias nuevamente!!!

Anónimo dijo...

Hola Elena, de vuelta de Budapest, tengo que darte la razón : Budapest bien merece una visita en solitario. Hemos pasado una semana estupenda. De Budapest nos ha gustado todo, la ciudad porque es preciosa, la comida (los pasteles en Gerbeaud son increibles) y hasta el clima: por suerte no hemos pasado mucho calor y sólo nos llovió dos días pero apenas unas horas. Fuimos a los baños Széchenyi e hicimos una escapada a Szetendre, un pueblo a unos 25 kilómetros de Budapest bastante bonito pero que merece la pena sobre todo por ir o volver en barco por el Danubio: el trayecto dura algo más de una hora y es una maravilla. En fin , que a mi marido y a mí nos ha encantado Budapest!!!.

Elena dijo...

¡Hola! me alegra leerte y saber que habéis disfrutado mucho. Creo que Budapest aún es la gran desconocida y es una ciudad alucinante. Me dan envidia con lo del crucero en barco hacia el pueblecito que comentas. ¡Tendremos qué volver una vez más!

Gracias por compartir tu experiencia! y no dejes de hacer recomendaciones en el blog!

Saludos!